¿Quién soy?

          Mi nombre es Isabel Veiga López y soy escritora. Te lo digo con los dos apellidos porque hay muchas Isabel Veiga. Incluso tuve una amiga que se llamaba así. Podría haber dicho María Isabel Veiga López, pero me parece excesivo y mi primer nombre fue más por exigencias del guion de la época, que por decisión parental. Aclarado esto y confiando que me diferencies de otras Isabel Veiga, sigo con la presentación.

          Soy española y residente en Inglaterra (no, no vivo en Londres) mientras el Brexit lo permita. Llevo ya unos años en esta isla, y los que me quedan. Tengo pila y media de años. Traducidos en experiencia, es mucha experiencia, aunque diversificada en diferentes temas porque mi mente no se conforma con centrarse en una única cosa. Parece que le va lo del pluriempleo. Yo lo acepto y me dejo llevar.

          Mis vocaciones han llegado pronto en mi vida, pero yo me he dado cuenta tarde. Ya estaba casada cuando empecé a conducir una moto grande y me uní a un motoclub. Ya había pasado por muchos trabajos cuando comprendí que la enseñanza era lo que realmente me gustaba y me puse a estudiar para sacarme la titulación que yo quería. Ya había escrito durante muchos años en mi blog cuando decidí que quería más, que no me conformaba con escribir relatos para pasar el rato, que quería profesionalizarme. Hoy en día soy motera, de las de parche a la espalda y rutas “en manada”, trabajo en un colegio como Learning Support Assistant (algo así como una maestra de apoyo para niños con necesidades especiales), y soy escritora. Sigo escribiendo relatos, pero sin dejar de escribir novela. No han sido vocaciones tardías porque siempre han estado ahí, desde niña, pero nunca me las había planteado como algo importante en mi vida.

          A pesar de llevar tantos años escribiendo y publicando en internet, me sigo considerando un intento de escritora, o una escritora en proyecto. No digo lo de “futura promesa de las letras” porque me da la risa. Eso de “futura promesa”, a mi edad, parece que suena a chiste. Pero lo de escritora sí que lo digo en serio, aunque haya quien quiera discutirlo.

Si te apetece leer algo de lo que he escrito en los últimos años, puedes visitar mi antiguo pero no olvidado blog. Es un lugar sin ley, donde he ido desparramando todas las ideas que se me iban ocurriendo. Todo está mezclado (relatos, opiniones de diferentes temas, pensamientos en voz alta sobre lo que ese día tuviese en la cabeza…). No es como esta web, que está más organizada y en la que podrás encontrar algunos de esos relatos, pero no todos.

          Y creo que, de momento, es todo lo que necesitas saber de mí. No voy a escribir mi autobiografía en un apartado de una página web, por muy mía que sea la web. Prefiero que te pases por los otros apartados y que disfrutes con las lecturas.